Las universidades y los laboratorios para emprender

Las universidades, en busca de desatar el ADN emprendedor, están impulsando programas de financiamiento y venture capital para emprendimientos.

Según el reporte Global Entrepreneurship Monitor 2016/2017, la percepción respecto de los emprendedores ha mejorado.

El 70% de peruanos considera que la sociedad le otorga un alto nivel de prestigio a los emprendedores, porcentaje similar al promedio a nivel mundial.

En adición a ello, un 43% de peruanos manifiesta que intentará poner un negocio en los próximos tres años, mientras que el promedio global es de solo 21%.

Por estos motivos, el Perú se ubica como la novena economía con mayor nivel de emprendimiento y la sexta más importante en el mundo en lo que respecta al índice de Actividad Empresarial en Etapa Temprana (TEA, por sus siglas en inglés), con un porcentaje de 25%.

Mientras que la iniciativa empresarial basada en oportunidad muestra una tendencia positiva, con un 56% de expansión, la tasa de crecimiento de empresas creadas por necesidad cayó 16,4%.

Sin embargo, según el mismo reporte de GEM, el Perú lidera la tabla de abandono empresarial más alto de la región.

Por ese motivo, se estima que el 70% de los emprendimientos mueren al año luego de haber iniciado sus operaciones.

Factor universitario

Frente a este escenario contradictorio, en el que el espíritu emprendedor apenas resiste los 12 meses de duración, las universidades están promoviendo el emprendedurismo.

Motivando a los pequeños emprendedores a formar su propio negocio, a partir de programas de capacitación empresarial, que van desde mentoría y consejería hasta la incubación, el financiamiento y la búsqueda de inversionistas.

El Centro de Emprendimiento de la Universidad San Ignacio de Loyola (CEUSIL) abarca la preincubación, incubación y aceleración de empresas.

Paralelo a este esfuerzo, poseen el concurso StartUp USIL, para seleccionar emprendimientos, y USIL Ventures, que ofrece mentoría para proyectos de alto impacto.

La Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) posee UTEC Venture, incubadora que busca acelerar la innovación en emprendimientos de base tecnológica.

Ellos proveen mentoría práctica en desarrollo de estrategias, inversiones de capital y servicios al emprendedor, a cambio de un porcentaje de la compañía.

La Universidad Católica del Perú (PUCP), a través del Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor (CIDE), ha logrado incubar más de 40 empresas, lograr concertar 30 fondos del Estado, desarrollando una Red de Inversionistas Ángeles para los emprendedores.

En esa misma línea, el Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad Pacífico (UP), a través de Emprende UP, se encarga de validar proyectos innovadores, multidisciplinarios y socialmente responsables, para incubarlos y acelerarlos, sin que se trate exclusivamente de startups tecnológicas.

A través de su Red de Inversionistas Ángeles, han cerrado siete transacciones y ya poseen el 50% del mercado de la red de inversionistas en capital de riesgo. Emprende UP ha sido la cuna de startups como Maraná, Colabora, Explore, entre otras.

Si deseas tener más información sobre los programas de pregrado puedes ingresar aquí.

Categorías: Negocios

Etiquetas: ,,

Deja un comentario

Tu email no será publicado.