¿Cómo se adaptan los MBA a las nuevas generaciones?

La presencia de los millennials en los MBA exige a las escuelas de negocio cambiar sus metodologías por otras más interactivas y participativas. Solo así mantendrán el interés de los participantes e impulsarán su aprendizaje.

Según Deloitte, en 2020 los millennials representarán 75% de la fuerza laboral mundial y se espera que en 2025 sean responsables de 74% del empleo en América Latina, el Caribe y Estados Unidos.

Para Martín Santana, profesor en MBA de ESAN, las escuelas de negocios deben ser conscientes del poder que tiene este grupo generacional y ofrecerles un programa de MBA que les permita convertirse en profesionales con espíritu emprendedor e innovador, interculturales, con visión amplia de los sus negocios y un sentido de responsabilidad social.

Ciudadanos del mundo

“Aunque no son considerados nativos digitales, los millennials llegaron al mundo de la mano con la tecnología y supieron incorporarla con rapidez en su quehacer diario”, sostiene Santana.

Esto explica el uso masivo de Internet en los últimos años y el crecimiento imparable de la economía colaborativa que está transformando la sociedad, la cultura y la forma de producir y consumir.

La readaptación o el desarrollo de capacidades más creativas en la nueva generación de líderes para ajustarse a la economía colaborativa es un reto y oportunidad acorde a la visión del MBA.

Además de tener un mejor manejo de las tecnologías digitales que la generación previa, los millennials, señala el representante de ESAN, también son más sensibles y responsables respecto a los problemas sociales y ambientales que afectan al mundo.

En el ámbito académico, les gusta discutir, competir, trabajar en equipo y ser más activos en el aula, por ello, el MBA debe plantearles problemas que les permitan experimentar, tomar decisiones rápidas y asumir las consecuencias.

Fallas en el sistema

Durante los últimos veinte años, el estudio de casos estuvo presente en el modelo de enseñanza tradicional de los MBA, pero no funciona bien con los millennials.

“Ellos prefieren aprender haciendo (learning by doing) y no mediante las acciones de una organización modelo”, afirma Santana.

Además, los docentes deben mantener un seguimiento de sus procesos y ser capaces de responder a sus consultas en cualquier momento, para mantenerlos entusiasmados.

En cuanto a la infraestructura, las aulas con forma de anfiteatro deben reemplazarse por otras más flexibles, que incluyan plataformas digitales interactivas, para que los estudiantes discutan y colaboren entre ellos y con colegas de otros países.

A su vez, el profesor debe dejar las exposiciones magistrales y capacitarse para emplear metodologías basadas en la práctica o en la experimentación, en las que el aprendizaje llega de manera más natural.

Modelos obsoletos

¿Existe un modelo que cumpla con estas características? Aún no. Las escuelas de negocios están adaptándose al cambio generacional.

Según el docente de ESAN, el rango de edad de los millennials en Latinoamérica abarca hasta las personas de 40 años aproximadamente. En los países de primer mundo, este perfil incluye personas de 34 años como máximo.

Hay que tener en cuenta que, en los próximos años, esta fuerza laboral será la única que manejará negocios y países enteros.

Si deseas más información sobre los MBA puedes ingresar aquí.

Categorías: Negocios

Etiquetas: ,,

Deja un comentario

Tu email no será publicado.