El aporte del diseño de interiores en el rendimiento educativo

Un estudio de la Universidad de Salford asegura que el entorno físico donde se desarrolla el aprendizaje puede variar el rendimiento de los alumnos hasta un 25%.

La arquitectura y el diseño de interiores son procesos creativos que normalmente se relacionan con una distribución de espacios y una buena decoración, sea para los hogares o lugares comerciales.

Sin embargo, son varios los proyectos de innovación que están poniendo el foco en el sector educativo.

Entorno educativo

Un estudio de la Universidad de Salford revela que el entorno físico donde se desarrolla el aprendizaje puede variar el rendimiento de los alumnos hasta un 25%.

Este panorama coincide con la opinión de la arquitecta Cinthya Arana, quien asegura que el entorno físico puede influenciar en la motivación, retención y atención, así como en el aprendizaje y el óptimo desarrollo académico.

“Si bien es cierto que la calidad educativa es uno de los factores más importantes del aprendizaje. En esta también intervienen ciertos elementos que forman parte de la infraestructura de los centros de enseñanza, en la que los alumnos se desenvuelven día a día”, explica Arana.

Por ejemplo, la ubicación del aula, la luminosidad natural, la temperatura, el ruido, el color, la flexibilidad, el tamaño del área, entre otros, son elementos determinantes que los especialistas en arquitectura y diseño deben tener en consideración.

Adicional a ello, cabe indicar que los elementos anteriormente mencionados, deben mantener una relación con los objetivos de enseñanza, las metodologías, la cultura, la política del centro educativo y los curso que se dictan en estos en las escuelas.

De esta manera, mejorará la experiencia de los estudiantes, a través de la creación de un entorno funcional que se acomodará a sus necesidades y más aún, si se trata de espacios para los menores de edad.

Perfil del estudiante

En este caso, es vital conocer el perfil de los estudiantes para realizar un diseño funcional que contribuya al desarrollo de sus habilidades y aprendizaje, debido a que es en la escuela donde comienzan a tener su primer contacto con el mundo académico.

Para Arana, un ambiente que los ayude a concentrarse, los inspire y motive su creatividad, aportará en el aprendizaje de acciones elementales como escribir, leer, calcular, entre otros, lo cual resultará lúdico y de fácil adhesión al quehacer cotidiano de los menores.

De este modo, la arquitectura y diseño de interiores tienen el fin de resolver un problema de manera funcional, además de estético. Sobre todo, en los primeros años de adaptación en el colegio, ya que se trata de una etapa fundamental para el niño.

Si deseas tener más información sobre la carrera de Diseño de Interiores puedes ingresar aquí.

Categorías: Innovación

Etiquetas: ,,

Deja un comentario

Tu email no será publicado.