Especialistas en la conservación de cuerpos

Para poder ser un buen médico es necesario que los estudiantes dominen la anatomía humana, por eso es importante entrenar en cuerpos reales y no en maquetas. Es por eso la importancia de técnicas como la Crinación y Plastinación.

Históricamente la voz del médico ejercía un rol muy importante y de gran magnitud comparable a la de un Rey en la sociedad.

Actualmente, la Medicina humana es una de las carreras que continua siendo considerada del más alto nivel, pues brinda una completa preparación y liderazgo que tiene como propósito lograr una gran mejoría y bienestar en la comunidad que requiera atenciones de salud.

Si una persona está pensando seguir la carrera de Medicina debe caracterizarse por ser una buena persona, con principios y valores (solidaridad, libertad, defensa de la vida y justicia social) que le permita aplicar sus conocimientos, respetando, en muchos casos, las tradiciones de las demás personas.

Para el Dr. Victor Córdova, encargado del Laboratorio de Crinación y Plastinación de la Universidad Alas Peruanas, un médico no está hecho solo para un examen, debe  tener conocimiento sobre todo el cuerpo humano, cada una de las patologías, sus causas, síntomas y posibles tratamientos, siendo capaces de ejercer la profesión en los diversos ámbitos de la sociedad.

El estudio del cuerpo

Para poder estudiar Medicina, los participantes necesitan interactuar con cuerpos reales. En ese sentido, el Dr. Córdova explica que la conservación es de vital importancia en la etapa de formación de los estudiantes, para lo cual se han desarrollado técnicas que permiten mantener los restos en buen estado de forma permanente.

A esos métodos se les conoce como Crinación y Plastinación. En el curso de anatomía humana se estudia al cuerpo humano en su totalidad, siguiendo planos que van desde la superficie hasta el  interior.

Para dicho objetivo se aplicaban diversas técnicas para conservar los restos por un tiempo determinado, intercambiando los fluidos del cuerpo por sustancias que ayudan a su parcial preservación, como el formol, que emana un olor desagradable, irritante y cuya exposición puede crear problemas respiratorios.

Por ese motivo, en Europa se creó un método de conservación denominado plastinación, en el que se usa una serie de polímeros que reemplazaron al formol y que tras un proceso de fijacion, deshidratacion, impregnacion forzada y curado de la muestra, logra preservarla de manera definitiva.

Es así que el Dr. Córdova, miembro además de la Sociedad Internacional de Plastinacion (ISP) y autoridades de la Universidad Alas Peruanas lograron introducir en nuestro país este método, adaptándolo a las técnicas de disección especializada obteniendo como resultado la Crinación, gracias a esta técnica se pueden visualizar y estudiar a los cuerpos en pie. “Somos los primeros en Sudamérica con esta metodología”, finaliza el experto.

Si deseas más información sobre la carrera de Medicina Humana puedes ingresar aquí.

Categorías: Ciencias

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu email no será publicado.