Aprende a dar vida a los dibujos con la animación digital

Seguir la carrera de Animación Digital es tener la oportunidad de explorar un mundo lleno de oportunidades profesionales. Las grandes empresas requieren expertos que puedan dirigir o desarrollar series, largometrajes o cortometrajes para todo público.

El negocio de los videojuegos  y la animación cinematográfica sigue en crecimiento, tanto que las grandes empresas dedicadas a estos rubros suelen disputarse a los mejores profesionales.

Una de las especialidades con mayor demanda en este sector es la de Animación Digital, en la que los alumnos aprenden todo lo necesario para desarrollar producciones en 2D o 3D.

Al finalizar, explica César Santivañez, coordinador Académico de Animación Digital de Toulouse Lautrec, el egresado es capaz de dirigir o desarrollar series, largometrajes o cortometrajes para todo público.

“El joven que desea convertirse en animador concibe el mundo a través de la imagen y el movimiento, por eso, la curiosidad y capacidad de observación son esenciales”, asegura Santivañez.

Capacidades adquiridas

Esta carrera otorga una visión general de la animación como lenguaje y como industria. Por eso, los primeros referentes, típicos del ingresante, son los grandes estudios o cadenas de TV (Pixar, Dreamworks, Ghibli, Cartoon Network, Nickelodeon).

Sin embargo, a medida que progresan en la carrera, van descubriendo un sinfín de estilos, ya sean europeos o latinoamericanos, financiados por productoras millonarias o propias de una visión de autor, pues la animación no es un género, sino un lenguaje que puede llegar a diversos públicos.

El área de desarrollo dependerá de las habilidades del joven profesional, y de su campo de interés. Afortunadamente, la industria de animación tiene muchas especialidades.

El guionista es aquel que conceptualiza la historia y la plasma en un texto. El storyboarder traduce el guion en imágenes, y se encarga de plantear planos y ángulos de cámara, entre otros.

El concept artist plantea personajes, objetos y escenarios según ciertos criterios de diseño, y el director de arte elige los colores y la luz adecuada para crear una atmósfera determinada. Y eso es solo en pre-producción.

Aspecto laboral

Se suele pensar que un animador profesional solo puede desarrollarse en el mercado cinematográfico. No obstante, hay muchas otras salidas profesionales como los efectos especiales en general, la televisión, la publicidad y los videojuegos, entre otros.

En el mundo hay incluso compañías de teatro que ya están empezando a valerse de la animación para sus escenografías.

“Vivimos en un mundo donde la animación se hace casi necesaria para comunicar ideas. Es una buena época para estudiar esta carrera, ya que estas primeras promociones de profesionales son las que se establecerán en el mercado y sentarán las bases de una industria nacional” finaliza Santivañez.

Si deseas tener más información sobre la Animación digital puedes ingresar aquí.

Categorías: Artes

Etiquetas: ,,

Deja un comentario

Tu email no será publicado.