Área: Arquitectónicas y Urbanísticas e inmobiliarias

Arquitectura

  • Pregrado
  • Presencial
  • Inicio de clases: 12 de marzo
  • 5 años
  • Bachiller en Arquitectura.
  • Arequipa, Arequipa, Arequipa
  • L-V

Descripción

La carrera de arquitectura propone formar arquitectos conscientes de su compromiso con la sociedad y de la responsabilidad de ser egresados de la Universidad Católica de Santa María, capaz de crear, proyectar, materializar y gestionar los espacios destinados a un hábitat humano digno y armónico, comprometido con las características propias del territorio y de su patrimonio cultural.

El alumno ingresante a la escuela profesional de arquitectura deberá tener la capacidad de advertir e identificarse con los problemas de hábitat propios de la sociedad en la cual vive, teniendo habilidades que le permitan detectar vías alterativas para proponer soluciones creativas y propicias para su sociedad de manera ética y responsable.

Campo Ocupacional
 

Desarrollo profesional en el campo de la arquitectura, como Proyectista, planificador urbano, supervisor de obras.
Consultor, perito, tasador, en empresas constructoras y proyectos independientes.
Preservación del patrimonio histórico arquitectónico.
Gerencia de proyectos.

Objetivos

  • Mantener la importancia de la formación en la actividad proyectual (Área: proyectos de Diseño) así como mantener el reforzamiento de las demás áreas académicas propuestas para el Plan de Estudios 2016.
  • El Plan de Estudios define cinco áreas interrelacionadas entre sí. Por un lado, las teorías de la arquitectura, las tecnologías, la representación, que tienen eje central a lo largo de los diez semestres académicos el área de proyectos, siendo esta área, el espacio propositivo fundamental, donde se plasman los conocimientos adquiridos en las otras áreas del plan curricular, la que integra y sintetiza el proceso creativo.

Requisitos

Perfil de Ingreso


El alumno ingresante a la escuela profesional de arquitectura deberá tener la capacidad de advertir e identificarse con los problemas de hábitat propios de la sociedad en la cual vive, teniendo habilidades que le permitan detectar vías alterativas para proponer soluciones creativas y propicias para su sociedad de manera ética y responsable.